jueves, 6 de octubre de 2011

¡Manifiesto!


"PINTESCULTURAS"
"Pintescultura" es un término inventado, que define mi última serie de obras. Pintesculturas como resulta evidente, son una fusión entre pintura y escultura, donde la tridimensionalidad y el color disfrutan de una simbiosis, indolora.
Si por cualquier razón, el expresionismo abstracto fue la manera de gritar el choque de la sociedad contra el nuevo orden mundial tras dos guerras, el minimalismo, fue la inevitable resignación a éste nuevo orden de un mundo "relativo", un mundo con continuos altibajos, un mundo ya demasiado complejo para incluir más excesivos detalles. Por todo eso y más, me considero una minimalista.
La geometría tiene un papel destacado en mis obras: pirámides, cubos, esferas y la relación entre las piezas, cobran especial importancia en cada obra. Así como el conjunto de obras conforma a una escala mayor un algo inseparable.
La geometría es la ciencia de lo naturalmente imposible, inventada por el ser más desesperado por justicia, equilibrio y perfección, a su manera. ¿Quién si no el ser humano? La geometría, dramática y romántica como es, expresa los más profundos deseos de la naturaleza humana, que acopla bien la actualidad del humano, en tiempos en los que el individualismo y la globalización nos tienen tan desconcertados y al mismo momento tan ilusionados.
Los mismos títulos son parte imprescindible en cada obra; la función de cada uno es conducir el observador por un laberinto de ideas hasta el secreto de mi inspiración. La ironía hace presencia como un guiño juguetón al comienzo de este laberinto. En el ámbito plástico, cada obra cobra vida propia por su estructura; donde la luz y la sombra, dan pie a diversas combinaciones, con solo variar el punto de luz. A la vez, la composición de los colores genera complicidad y contraposición, prevaleciendo los bordes claros y nítidos con acabados limpios y perfectos.
Todas las piezas individualmente tienen un uso y sentido conocido, pero en cuanto el mismo objeto se repite numerosamente, éste, cobra otro sentido, o incluso el sentido contrario. Organizar las piezas de manera que produzcan máxima resistencia a la separación, excluyendo lo innecesario, me apasiona.
La mayoría de los minimalistas (yo incluida), prefieren que sea el contexto que dicte el significado, y que el observador tome un papel activo en la creación de la historia; de tal forma tome partido basándose en las pistas e intuición, antes que reaccionar en base a las instrucciones dictadas por el autor.
La crítica más notable acerca del minimalismo se escribió por Michael Fried, que rechazó la esencia del minimalismo por ser demasiado teatral en un artículo bajo el nombre "Art and Objecthood" publicado en "Artforum", en Juño de 1967, en el que declaró que el arte minimalista, depende mucho de la presencia física del observador. Y argumentó que obras como las de Robert Morris, transformaban el acto de observación en un espectáculo, en lo cual el truco del acto de observación, y la participación del espectador son desenmascarados.
Fried veía este desplazamiento de la experiencia de la observador, lejos de la involucración estética, y lo consideraba un evento fuera de la obra artística y por tanto un fallo del arte minimal. Robert Smithson no tardó en desafiar el dogmático artículo de Fried en una carta al editor de Artforun que se publicó en la edición de Octubre del mismo año. Smithson dijo lo siguiente: " El mayor de los miedos de Fried es la consciencia sobre lo que él supuestamente hace (en este caso, crítica de arte), que ya por si es bastante teatral!"
Soy una gran admiradora del artículo de Smithson, El observador es parte inevitable de mis trabajos. Libre interpretación basada en cultura común, permitir que el observador entre en la mente del artista sin temor a que éste último, se manche de la posible vulgaridad del espectador; recibir al observador, dejarle tocar y compartir la melancolía del autor, su pasión, su también vulgaridad y vulnerabilidad sin compromiso, es la esencia de mi arte.
El Minimalismo, a primera vista, puede parecer un estilo y escuela occidental, nada más lejos de la realidad. El término define a la perfección el Haiku japonés, o la cerámica y arquitectura persa, o los
tejidos africanos por ejemplo, razón demás y el porqué el minimalismo es tan bien avenido entre etnias no occidentales de todas o casi todas las clases sociales.


"Cuanto más exacto es el proceso de razonamiento, más homogénea y harmónica es la base de la idea, cuanto más matemático el pensamiento, más universal el arte"
Max Bill 1948

No hay comentarios:

Publicar un comentario